Quiero salir corriendo!!!

El estrés es:  un   sentimiento de tensión física o emocional. Puede provenir de cualquier situación o pensamiento que lo haga sentir a uno frustrado, furioso o nervioso. Estado de cansancio mental provocado por la exigencia de un rendimiento muy superior al normal; suele provocar diversos trastornos físicos y mentales.

La sensación de estrés es ocasionada por el instinto del cuerpo de defenderse a sí mismo. En emergencias este instinto es bueno y muchas veces nos salva la vida, como cuando saltamos fuera de la calle al advertir que un auto se acerca a gran velocidad. Pero si esta sensación se prolonga por mucho tiempo, por ejemplo en respuesta a los cambios y retos de la vida diaria, podría ocacionar síntomas físicos;  es como si el cuerpo se preparara para saltar del automóvil pero usted aún esta ahí. Su cuerpo está trabajando más de lo necesario sin tener ningún lugar donde poner toda esa energía adicional. Esto puede provocar ansiedad, temor, preocupación y tensión.

Numerosas son las causas del estrés, existen causas externas (los llamados sucesos vitales ) y causas internas (cansancio, cambios hormonales, falta de forma física, pensamientos negativos, etc.).

Cualquier tipo de cambio puede provocar estrés, aunque  sea un cambio bueno, como un ascenso en el  trabajo, etc., pero no solo es el suceso en sí, sino cómo hacemos frente a ese suceso. Por lo que,  ante un mismo acontecimiento una persona puede sentirse estresada y otra no. Hay cambios que son también estresantes como un divorcio, una enfermedad, la muerte de un ser querido, etc.

El estrés puede  causar problemas de salud  y también en caso de que los haya, incluso puede empeorarlos. Hable con el médico familiar si usted piensa que algunos de sus síntomas son por causa del estrés. Es importante cerciorarse de que sus síntomas no son causados por otros problemas de salud.

Posibles síntomas de estres

  • Ansiedad
  • Dolor de espalda
  • Estreñimiento o diarrea
  • Depresión
  • Fatiga
  • Dolores de cabeza
  • Presión arterial (sanguínea) elevada
  • Dificultad para conciliar el sueño o insomnio
  • Problemas en sus relaciones con los demás
  • Sensación de “falta de aire”
  • Rigidez en el cuello o en la mandíbula
  • Malestar estomacal
  • Subir o bajar de peso

Qué hacer  al advertir que el estrés está presente ?

Hay tres mecanismos que  permiten superar estas circunstancias, obtener herramientas para enfrentar los problemas y  finalmente poder salir victoriosos del estrés.

  • Primero, identificar las causas u orígenes del estrés.
  • Segundo, entender que tu personalidad y la forma en cómo te enfrentes a los problemas también influye (y decisivamente) en tu nivel de estrés.
  • Por último, entender y escuchar a tu cuerpo, aprender las señales y alertas que emite, y utilizarlas para recuperar el control y darle la vuelta a la situación.

Estar preparado…

  • No se preocupe por las cosas que usted no puede controlar, tales como el clima.
  • Resuelva los pequeños problemas. De este modo, puede adquirir una sensación de control.
  • Prepárese lo mejor que pueda para sucesos que usted sabe que pueden ocasionarle estrés, como una entrevista de trabajo.
  • Trate de ver los cambios como un reto positivo, no como una amenaza.
  • Trate de resolver los conflictos con las demás personas.
  • Fíjese metas realistas tanto en la casa como en el trabajo. Evite el exceso de planes.
  • Coma comidas bien balanceadas en forma regular y duerma lo suficiente.
  • Medite.
  • Participe en algo que no le produzca estrés, tal como en deportes, eventos sociales o aficiones.
  • Hable con un amigo en el cual usted confía, con un familiar o con un asesor psicológico.
  • Haga ejercicio de manera regular.

El ejercicio es una buena forma de tratar el estrés, pues es una forma saludable de aliviar la energía y la tensión reprimida. Nos consta que el ejercicio libera sustancias químicas en el cerebro que lo hacen sentir bien. Además, le ayuda a ponerse en mejor condición física, lo cual lo hace sentirse mejor en general. 

Consultar al médico si se advierte que :

  • A menudo se siente estresado (a)
  • Las cosas particulares lo estresan y siente que están más allá de su control
  • Siente que sus reacciones al estrés son extremas o le preocupan
  • Se siente ansioso o deprimido por el estrés.

Sabías que la risa te droga??!

Sabias que …??

La risa y la cocaína provocan las mismas reacciones en el cerebro

La risa estimula las mismas zonas en el cerebro que las drogas.

Un equipo de científicos de la universidad de Stanford, California, realizó un estudio con 16 voluntarios en el cual enseñaban dibujos graciosos mientras eran sometidos a un escaner de resonancia magnética. El estudio concluyó con que la risa provoca las mismas reacciones en el cerebro que la cocaína, un ingreso inesperado de dinero o la contemplación de una cara bonita.

Esta investigación ayudará a comprender mejor el funcionamiento del cerebro y a mejorar los tratamientos antidepresivos.

Así que… si la risa, una cara bonita o una buena sorpresa le producen al cerebro el  mismo efecto que la cocaína, porqué esclavizarse a algo que poco a poco  mata? Hoy te propongo  disfrutar de un buen momento, reir con la familia, sorprender a alguien, porque en definitiva es mucho más bienaventurado dar que recibir…. Entonces…  si puedes  regalar un momento de risas a alguien, lo que recibirás no  será otra cosa que risas y buenos momentos, porque  todo lo que se siembra se cosecha

Un bocado de jabón vs. aceptación

Sabias que en el Siglo IX se consumía jabón para adelgazar…??

Las dietas milagrosas han existido durante todas las épocas. La capacidad de quitar la grasa del jabón unido a la ignorancia sobre las causas de la obesidad, dió pié a la aparición de milagrosos productos a principios del Siglo IX . Concretamente en 1903, uniendo el comprobado poder desengrasante del jabón y el desconocimiento, se creó en Estados Unidos el producto La Parle, que reducía la grasa sin necesidad de dietas ni gimnasia. El tratamiento era muy sencillo, ingerir jabón tres veces por semana, hecho que hoy en día es muy provable que no se relacione con la palabra “safely” (sin riesgo) que utilizaba la publicidad de La Parle para seducir con los beneficios que se obtenían… un producto de lo más peculliar, al módico precio de un dolar.

Lamentablemente existen muchas personas, por no decir la mayoría que no se aceptan tal y como son, lo cual trae consecuencias negativas como la inseguridad, miedo al fracaso, ansiedades entre otros.

Si no somos capaces de aceptarnos y querernos tampoco podremos hacerlo con otras personas, aceptarse uno mismo consiste en conocer tanto nuestras habilidades como nuestros defectos, querernos y aceptarnos tal y como somos, de esa manera podremos vivir en armonía con nosotros mismos.

Los beneficios de nuestra aceptación son variados, principalmente nos hará sentir más seguros, pero también nos brindará la cualidad de disfrutar de nuestra vida con mayor plenitud, mirar con optimistmo los planes a futuro. Una vez que te aceptas a ti mismo es mucho más sencillo ser positivo con el cambio que desees realizar para mejorar.

Qué dice mi canción?

 Cuando una mujer de cierta tribu de África descubre que está embarazada, se va a la selva con otras mujeres, y juntas rezan y meditan hasta que aparece la “canción de la nueva criatura”

Cuando nace el bebé , la comunidad se junta y le canta su canción.

Luego , cuando el niño comienza su educación, el pueblo se junta y le canta su canción.  Cuando se convierte en adulto, la gente se junta nuevamente y canta.

Cuando llega el momento de su casamiento, la persona escucha su canción. Finalmente, cuando su alma está por irse de este mundo, la familia y los amigos se aproximan y, al igual que en su nacimiento, cantan su canción para acompañarlo en el “viaje”.

En esta tribu de África hay otra ocasión en la que se canta la canción.   Si en algún momento de su vida la persona comete un crimen o un acto social aberrante, lo llevan al centro del poblado  y la gente de la comunidad forma un círculo a su alrededor. Entonces le cantan su canción.

La tribu reconoce que la corrección de las conductas antisociales no es el castigo; es el amor y el afianzamiento de su verdadera identidad.

Esto me lleva a pensar en nuestro origen, nuestra verdadera identidad, nuestra canción que relata de qué manera nos formó Dios a su imagen y semejanza.

Cuando dimos la espalda a Dios en el huerto de Eden, lo que perdimos fue nuestra identidad, nuestro propósito.

Así como lo hace esta tribu africana hoy recordando su identidad, Dios envió a su Hijo para que llevara sobre sí nuestro castigo y a través de su amor recuperemos nuestra verdadera identidad.

Colosenses 2:13-16ª

“… os dio vida juntamente con El, habiéndonos perdonado todos los delitos,  habiendo cancelado el documento de deuda que consistía en decretos contra nosotros y que nos era adverso, y lo ha quitado de en medio, clavándolo en la cruz. Y habiendo despojado a los poderes y autoridades, hizo de ellos un espectáculo público, triunfando sobre ellos por medio de El.  Por tanto, que nadie se constituya en vuestro juez…”

 Dios nos  busca para reconciliarnos con El.   Por  Cristo fuimos reconciliados con el Padre,  en amor,  por gracia, por fe,  no por obras,  no por una religión,  por su eterno amor con que nos amó es que recuperamos nuestra identidad, esa canción que habla de nuestra herencia en Cristo, esa canción que nos revela los beneficios que recibimos al pasar a ser parte de la familia de Dios.

Aprender de los rosales

En invierno, los rosales son podados en los jardines. Da pena ver, cuán poco queda de la planta que floreció tan lozana. La tierra de sus raíces es cardada y estercolada. ¿Quién diría que pronto se volverá a cubrir de flores? ¿Qué química tan sublime hace, que la planta mal tratada, sepa convertir el hedor del estiercol, en perfume delicado? ¿Cómo es que, mientras más la podan, más rosas produce, más grandes y más hermosas? El sufrimiento es la poda de Dios en nuestras vidas. Por cierto que no agrada al rosal el estiércol, ni la poda dolorosa, ni a nosotros los sinsabores de la vida. Sin embargo, son para nuestro bien. Aprendamos del rosal a producir rosas y más rosas, cuando sufrimos. No es fácil. El rosal tampoco puede por si solo. Pero siendo Dios el gran químico que obra, pidámosle, que sepamos recibir con humildad lo que nos mande. En oración sincera y lectura diaria de su palabra, poco a poco se producirá el milagro en nosotros y nacerán, como el rocío de la mañana, las rosas perfumadas, es a saber: fe, valor, constancia y gozo, hijas del dolor y del sufrimiento.

R.S.